“A propósito de Bai T. Moore”. Reseña de Murder in the cassava patch

murder in the cassava patch

Murder in the Cassava Patch, narra la historia de una relación tóxica que acaba en asesinato. Gortokai, el protagonista, anda perdidamente enamorado de Tene, una mujer coqueta que juega a varias bandas. Kai (diminutivo de Gortokai) no conoce del todo esta faceta de Tene y parece que no tendrá ningún problema en casarse con esta mujer a la que ama con locura. Por ello, ha pagado la dote y parece haber convencido al entorno. Sin embargo, poco a poco irá encontrando unas dificultades inesperadas que acabarán traduciéndose en una revelación inquietante por parte de un “brujo” al que Kai consulta: Tene tiene a más hombres en mente.

Aquí empieza el suplicio de Gortokai. Desesperado, el joven liberiano recurrirá al brujo para hacerle un “trabajo” a Tene y asegurarse de esta manera que la chica acabará en sus redes. Pero la tarea no resulta para nada sencilla. Kai no sólo tiene que encontrar difíciles objetos y conseguir partes delicadas del cuerpo de Tene como trozos de su pelo, sino que además, irá comprobando paulatinamente como a pesar del embrujo, la chica sigue siendo complicada.

El joven se encuentra además con enemigos, como la hermana de Tena, Kema, una arpía pendón que no sólo parece querer acostarse con él al principio, sino que en todo momento trata de convencer a su hermana para que ésta se fije en otros hombres más ricos.

La de Kema, será la peor de las influencias para los intereses de Kai que va descubriendo como su amor platónico, resulta ser en realidad una “mujer mala”. Además de Kema, Kai se encuentra con que su teórico mejor amigo, Bubu, en realidad no lo quiere tanto. Para más inri, Tene se quedará embarazada de otro hombre y Kai escuchará a escondidas además de los labios de la misma Tene, unas frases donde la chica habla con frivolidad y con poco respeto cuando se refiere a él. Encima, Kai descubre que Tene recibe regularmente ropa y alhajas de un hombre rico. Todo se viene al traste.

Desesperado, el joven africano caminará a la deriva durante un tiempo, se refugiará en el alcohol y en los pensamientos negativos, violentándose cada vez más y llenándose la cabeza de agresividad hasta el punto de que acabará asesinando a Tene en una plantación de cassava. Antes del asesinato, Kai tropieza y se hace daño en la cabeza, con lo que el autor, que es el propio Kai, parece insinuar que su mente se vio alterada negativamente por unos instantes, llevándolo así a cometer el crimen.

He de decir que el libro en líneas generales, más que gustarme, me ha entretenido. Está escrito de una manera sencilla, directa, clara y con buen ritmo. Estamos claramente ante una obra menor, pero el hecho de que hable de un asunto con el que se identifica tanta gente, lo hace accesible al lector universal.

Por otro lado, Murder in the Cassava Patch, tiene algunos problemas de estructura, lo que hace que a veces no encajen todas las piezas. Esta estructura no obstante, contiene un aspecto interesante. Ocurre al final, cuando el lector se encuentra de pronto con un corte repentino en la historia, como si hubiese habido una interrupción y una dispersión erróneas.

No obstante, el lector comprobará más adelante que esas inesperadas escenas inconexas, se explican al final, cuando vuelven a aparecer de manera idéntica, pero esta vez acompañada de unas preceptivos antecedentes explicativos. De manera que al final encaja todo. A pesar de esta pirueta literaria, su ejecución no me convence del todo (sobre todo la repetición literal) Añadir también que se trata de una historia que empieza por el final: Gortokai la narra desde la prisión de South Beach en Monrovia.

La novela contiene por otro lado, unos ingredientes típicamente africanos como los vagabundeos de Kai por Liberia, caminando por caminar, sin ninguna dirección concreta. Aparecen también las sociedades secretas y los “trabajos”. En este sentido, el libro directa o indirectamente defiende la teoría de que los “trabajos” no siempre funcionan, y éstos además pueden conducir a obsesiones y errores fatales. Se habla también de esclavitud: Kai es hijo de un esclavo de la corona de España. El alcohol (algo por supuesto que no es exclusivamente africano) juega también un importante papel: Kai, los protagonistas, tarde o temprano siempre acaban borrachos.

Respecto a los personajes, sin estar brillantemente logrados, se les distingue. Los diálogos también están bien trazados. Por último, quiero volver a destacar el asunto principal de esta novela: el amor tóxico. A mucha gente le ha pasado que acaba enamorándose (o creen enamorarse) de una persona que resulta que no les conviene. Sin embargo, el que ama, desesperado o desesperada insiste en ir detrás del “chico malo” o la “chica mala”, creyendo que acabarán transformándolo o diseñándolos a su manera, situación que casi nunca llega a darse. Estos “amores” producen mucho sufrimiento, bajan la autoestima considerablemente y suelen acabar mal. A muchos humanos les atrae perseguir el mal, todo sea por sentir.

El autor
Carlos Battaglini

Lo dejé todo para escribir, acompáñame. Más sobre mí

No hay comentarios

Anímate a comentar

Tu email no será publicado.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Carlos Battaglini
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Contenidos relacionados