“Todo llega”. Reseña literaria de LA LLAMADA de Gonzalo Simón Rey (2) de (3)

La llamada

Después de muchas aventuras, avatares, tentaciones y aprendizajes, Lorenzo llega por fin a Toledo. La capital de Castilla le transmite al turolense unas sensaciones muy especiales nada más poner sus pies en ella. Sin embargo, antes de seguir y encontrar el anhelo de su alma, Lorenzo aún tendrá que seguir aprendiendo.

En Toledo comienza a trabajar de tabernero en una tasca judía al mando de Tirosh, un hombre que no es mala persona, pero que como es de prever, lo que le preocupa principalmente es lograr beneficios.

En la taberna, Lorenzo conocerá a todo tipo de personas, incluido ‘mujeres fatales’ que lo incitarán a desviarse de su camino una vez más.

Pero Lorenzo cada vez se muestra más firme en su objetivo. A la taberna acuden también de vez en cuando un grupo de sabios judíos cuyas conversaciones intelectuales fascinan al turolense. Lorenzo hace todo lo posible por conocerlos, integrarse con ellos. Pero la situación en Castilla se va deteriorando cada vez más y los judíos dentro de este desorden son vistos como responsables de muchos problemas que azotan al imperio teniendo por tanto que huir y llevar una vida semi clandestina.

Por otro lado, Lorenzo ya tiene más de cuarenta años y cada vez echa más de menos una mujer, una compañera con la que compartir su vida.  Piensa mucho en Ariadna y en la imagen de una mujer que ha visto en un convento de la ciudad y que lo ha dejado fascinado. El turolense acabará descubriendo que se trata de Ariadna quién permanece en un convento de clausura. Lorenzo acabará juntándose y casándose con su amada cumpliéndose así su sueño de casarse con una “princesa”.

Al mismo tiempo, Lorenzo alcanza la madurez espiritual suficiente como para conocer a su guía espiritual, que resulta ser un hombre llamado Prisciliano quién murió asesinado por la Iglesia hace unos siglos por no reconocer el monopolio de ésta para interpretar la palabra de Dios. Aparte de otros saberes y consejos, la figura de Prisciliano le muestra a Lorenzo también la importancia de la reencarnación, aspecto también valorado por el grupo de intelectuales judíos que había conocido en la taberna a los que acaba contactando.

Estos lo acogen de la mano de uno de sus líderes Abraham, que se convertirá en una especie de padre para Lorenzo y lo invitará a pertenecer a una Escuela de Alma además de enseñarle la importancia de la tradición. Este grupo le facilitará también a Lorenzo el acceso al trabajo que buscaba su anhelo de su alma y que consiste en trabajar con ellos en la traducción de libros antiguos en la corte de Alfonso X que lo acoge entre los hombres de su confianza.

Lorenzo pasa así a un nuevo estadio en su vida, y por tanto abandona la taberna de Tirosh donde se cansa se trabajar para otros y vivir como un esclavo. Se concentrará así en la Escuela del Alma y no tarda él mismo en formar un grupo, una escuela del alma que va adquiriendo cada vez más popularidad.

Sin embargo, los peligros no sólo siguen acechando a Lorenzo sino que van aumentando. Particularmente amenazadora se convierte la persecución de un obispo que acusa a Lorenzo de llevar a cabo prácticas heréticas y que no cejará en su empeño de procesar al turolense.

Pero Lorenzo está dispuesto a seguir el anhelo de su alma independientemente de lo que ocurra en la vida física y por ello se niega a abandonar Toledo. Finalmente, Lorenzo será detenido y llevado a la “justicia”.

En frente de una plaza a rebosar que lo increpa, se la aplicará la prueba del hierro incandescente que supera de manera milagrosa ganándose la admiración de todos los presentes excepto del obispo que obsesionado por acabar con Lorenzo, consigue que muera físicamente.

A pesar de todo, Lorenzo permanece de alguna manera despierto. Y es que ha producido un milagro y el turolense alcanza finalmente la iluminación que lo llevará a los cielos donde se encuentra con muchos de sus amigos como Abraham e incluso con su padre que permanece en otra estancia, hablando solo y aún en proceso de aprendizaje.

Lorenzo ha cumplido su misión en la vida, siguiendo el anhelo de su alma y alcanzado el objetivo espiritual que estaba destinado a cumplir . A partir de ahora, seguirá su proceso, progresando en los caminos de la iluminación que lo llevarán a ayudar a los demás tanto en la tierra como en el cielo.

El autor
Carlos Battaglini

Lo dejé todo para escribir, acompáñame. Más sobre mí

No hay comentarios

Anímate a comentar

Tu email no será publicado.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Carlos Battaglini
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Contenidos relacionados