Viajes – África

Guinea Conakry

Carlos Battaglini en Guinea Conakry (6) de (6). Desaparecer de una vez por todas

Guinea_Conakry

AL VOLVER A SACAR LA CABEZA A LA SUPERFICIE, DESCUBRÍ A UNA CHICA CON LOS PELOS UN POCO RASTA (el estilo rasta triunfaba en la isla de Room) una chica con colores de Bob Marley, verde, amarillo, rojo que se sentó lentamente al lado del muchacho que dormitaba frente a mis pertenencias. Arrastrado inconscientemente por…

CONTINUAR LEYENDO

Carlos Battaglini en Guinea Conakry (5) de (6). La isla de Room

Guinea_Conakry

MONIQUE, LA MUJER QUE ODIABA (Y AMABA) GUINEA-CONAKRY, se había permitido otra tregua con este país al revelarme, “si vas a Conakry, vete a las islas: un auténtico oasis”. Samory sonrió dentro del Peugeot vino tinto y puso el motor en marcha antes de decir pausadamente, “Carlos Battaglini se dirige al Archipiélago de Los. Carlos Battaglini visitará…

CONTINUAR LEYENDO

Carlos Battaglini en Guinea Conakry (3) de (6). Militares parando a la gente en Conakry

Guinea-conakry

APENAS PUDE VERLO. Pero según Samory, el espigado edificio que se levantaba sobre nuestras espaldas venía a ser el Palacio Presidencial. Me di la vuelta y de forma fugaz llegué a ver una enorme placa dorada, un susurro de oro y una bandera majestuosa de Guinea Conakry. Al darme la vuelta, ya nos habíamos adentrado…

CONTINUAR LEYENDO

Carlos Battaglini en Guinea Conakry (2) de (6). Los chinos trabajan, los franceses bla, bla, bla

Guinea_Conakry

¿EXISTÍA CONAKRY? Había llegado la hora de recorrer la capital de Guinea Conakry. La ciudad que al nombrarla había provocado en mis conocidos, suspiros y miradas al cielo, merecía su espacio y su momento. De modo que a la hora del desayuno, mientras unos chinos que tecleaban ruidosamente sobre sus portátiles, me ayudé de la…

CONTINUAR LEYENDO

Carlos Battaglini en Guinea Conakry (1) de (6). “Viaje al país más odiado de África”.

Guinea_Conakry

“¿GUINEA CONAKRY? ¿POR QUÉ GUINEA CONAKRY? ¿Por qué complicarte la vida?”, me dice el casero libanés frunciendo el entrecejo y llevándose una mano a la cabeza. “¿Por qué no te vas a Namibia? un país maravilloso”. Unas horas más tarde, mientras me llevo una cuchara de arroz a la boca, Sophie parafrasea las palabras de…

CONTINUAR LEYENDO